La gran gestión de Jordi Comas en Andbank

Uno de los consejeros delegados más destacados de la historia de Andbank es Jordi Comas. Su gestión dentro del banco ha sido impecable, formando parte del crecimiento de la empresa. Una expansión constante que ha convertido a Andbank en una de las firmas financieras más importantes a nivel de banca privada. Desde 2010 se convirtió en la primera banca andorrana en operar en la Unión Europea. Pasados los años, la entidad financiera ha tenido una magnífica evolución que le ha permitido operar en doce países. Esta internacionalización del Andbank era completamente necesaria para la supervivencia de la entidad y fue Jordi Comas quien aposto por este movimiento, y gracias a él, esta entidad hoy es una de las más reputadas mundialmente. De hecho, el área internacional representa el 73% de los recursos de clientes. Cifras que demuestran la gran gestión durante años de personas como Jordi Comas. De hecho, sin la gestión de Jordi Comas, muy probablemente Andbank seguiría siendo un pequeño banco de Andorra sin presencia en el extranjero. Pero su función ha sido siempre la de consolidar a Andbank en el sector de la banca privada. Una misión complicada depende el país. En países como España donde la oferta es tan extensa, hay que demostrar la valía y el talento de la entidad bancaria. No fue tarea sencilla pero las cosas se hicieron bien y en menos de lo que los economistas esperaban, Andbank se había consolidado en más de diez países. El ejemplo de adaptación en nuestro país es el más admirable. Cuando entraron a operar en España a través de la compra de Inversis Banco, era un momento de decepción con la banca privada. Los clientes habituales de este sector habían perdido la confianza por la mala praxis de estas entidades. Lo cierto es que hubo un periodo muy oscuro en la banca española, en la que las preferentes y demás productos de mala calidad abundaban en todo el espectro bancario. La banca privada dio más importancia a sus productos que a sus clientes y eso les acabó pasando factura. Andbank supo aprovechar la situación y consiguió captar esa clientela insatisfecha de la banca privada española. Fue el momento idóneo para demostrar la capacidad y especialización del banco, según Jordi Comas. Se establecieron con cuatro oficinas, una en Madrid, otra en Barcelona y dos más en Galicia. El crecimiento fue progresivo y poco a poco los objetivos se fueron cumpliendo. El principal objetivo era el de consolidarse en el sector bancario español, algo que se cumplió con creces. Y el segundo fue competir con las principales firmas de banca privada y convertirse en la referencia de banca privada andorrana. En pocos años se fueron cumpliendo los objetivos y a día de hoy, Andbank tiene un gran prestigio en nuestro país e internacionalmente (en países como Luxemburgo, Brasil, México). La labor de Jordi Comas fue fundamental para lograr este hito en la entidad bancaria. La experiencia en el sector de la banca privada es uno de los pilares fuertes de Andbank. Más de 50 años dedicados a gestionar grandes patrimonios son una garantía de éxito. Es por esa experiencia que ya han adquirido los conocimientos necesarios para desarrollar correctamente productos financieros muy interesantes. Estos productos de calidad son uno de los grandes atractivos de la firma andorrana. Pero en 2008 corrían malos tiempos para las entidades financieras, y muchas cayeron por culpa de la crisis. En cambio, Andbank, de la mano de Jordi Comas triplicó la dimensión del banco. Un resultado que no consiguió ningún otro banco. La expansión internacional fue todo un éxito y gracias a Jordi Comas, Andbank se consagró en Iberoamérica. El banco creció pero la cercanía con los clientes siguió siendo muy positiva. Además, el trato con el cliente ha sido siempre la prioridad de la entidad. Un trato personalizado, donde la interacción banquero-cliente es algo habitual. Este cúmulo de ventajas fue el factor determinante que cautivó a una clientela que no estaba satisfecha con la banca privada nacional. En 2014, los ingresos incrementaron considerablemente respecto a los años pasados. Su expansión por Sudamérica estaba en pleno auge, sobre todo en Brasil, donde se hizo efectiva la compra de Banco Bracce. En México también empezaron a ser notorios, en aquel momento contaban con más de 2.000 millones de euros bajo gestión y ya eran dueños al 50% de uno de los principales asesores independientes del país, Columbus. Para Jordi Comas, la situación era la adecuada para que Andbank siguiese creciendo de manera gradual y sostenida. La constancia de la entidad financiera andorrana fue una de las claves para ir creciendo alrededor del mundo, sobre todo en Latinoamérica y en Europa. El área internacional representó en 2014 el 73% de los recursos de los clientes, por lo tanto, estamos hablando de una empresa con gran notoriedad globalmente. Eso significó que varías revistas de tirada internacional premiaran a Andbank como la mejor banca privada en diversos años. Revistas como The Banker, Global Finance o The European otorgaron galardones a la entidad andorrana por su gran labor bancaria alrededor del mundo. Los años fueron pasando y Andbank cumplía sus objetivos, convirtiéndose poco a poco en la gran referencia de la banca privada. Un proceso en el que Jordi Comas fue uno de los pilares indiscutibles del equipo humano de la firma. En la actualidad, la solvencia de Andbank es una muestra de su nivel de eficacia. Los productos de calidad han sido el mecanismo que ha llevado a esta banca andorrana al éxito. Los objetivos futuros seguirán siendo ser la gran referencia de la banca privada alrededor del mundo, de hecho, ser la empresa multinacional más potente con sede en Andorra es uno de los grandes objetivos de Andbank. Seguramente crecer en España este también en la lista de deseos de la firma y lo cierto es que van por el buen camino. Se espera que el crecimiento de la entidad andorrana en España supere el 30%. Desde la compra de Inversis Banco, Andbank ha desarrollado muchos tipos de productos, destinados a clientes de diferentes ramas. Se han creado líneas de inversión y gestión de patrimonio para deportistas de alto nivel, de empresarios en proceso de desintermediación bancaria y otra a grandes patrimonios familiares. Esta diversificación ha sido la clave para especializar a cada unidad y desarrollar correctamente nuevas áreas de negocio. Un proceso muy interesante para comprender la banca privada y sus diferencias con la banca tradicional. En definitiva, podemos decir que Andbank ha conseguido elaborar el plan perfecto para captar diferentes tipos de clientes. La banca privada española quizás no ha sabido entender de esta forma la fidelización de su clientela. La tradición bancaria andorrana puede ser una de las facetas diferenciadoras con la española, que parece haberse estancado en la venta de productos muy poco interesantes. La compra de Inversis Banco ha sido, sin duda, una de las claves del éxito de Andbank. Un movimiento en el que Jordi Comas tuvo un papel muy importante. Su visión de futuro ha desencadenado en un gran listado de triunfos que han llevado al Andbank a convertirse en una de las bancas privadas más importantes a nivel mundial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *