DIEGO EMILIANO CORZO NOS HABLA SOBRE LA VELOCIDAD DEL PROCESADOR

Diego Emiliano Corzo Fittipaldi nos da a conocer que la velocidad del procesador es el número de ciclos por segundo a los que la unidad central de procesamiento opera y es capaz de procesar información, destacando el hecho de que en el lenguaje informático, están los que se conocen como ciclos, que son agrupamientos de información, un ciclo es "completado" cuando todas las instrucciones en el grupo han sido procesadas.
De esta manera, es importante conocer que la velocidad del procesador es medida en megahertz y es esencial para la capacidad de ejecutar aplicaciones, destacando que las velocidades de los procesadores más rápidas son deseadas.
En este sentido, se tiene que a mayor cantidad de ciclos que la unidad central de procesamiento de una computadora es capaz de completar por segundo, más rápida es la velocidad en que los datos pueden ser procesados, y mientras más rápido pueden los datos ser procesados, más rápido la computadora podrá completar una tarea. 
Esto significa que una computadora con la velocidad de un procesador rápido puede completar más tareas en la misma cantidad de tiempo que una computadora con un procesador lento, y que más aplicaciones pueden ser ejecutadas al mismo tiempo. Algunas aplicaciones son intensivas para el procesador, lo que significa que requieren el procesamiento de una gran cantidad de datos a los efectos de seguir operando.
Por otra parte, Diego Corzo Fittipaldi indica que la velocidad del procesador se ve afectada por varios factores, estos incluyen el tamaño del circuito, el tamaño del caché, la eficiencia del sistema de instrucción, y las variables de fabricación. 
Los chips de menor tamaño usualmente suelen dar lugar a velocidades de procesador más rápidas, ya que los datos tienen menos distancia que recorrer; pero los chips más pequeños también resultan en una mayor generación de calor, la que necesita ser controlada.
Algunos computadores mejoran la velocidad de procesamiento de datos al tener múltiples procesadores; es similar a pedirles a dos trabajadores que cumplan con la misma carga de tarea que un solo trabajador, por lo que los dos trabajadores (procesadores) pueden manejar más en el largo plazo. Algunos programadores escriben código que es escrito específicamente para ser manejado por tal configuración de procesador.
De esta manera, Diego Emiliano Fittipaldi expresa que algunos pueden suponer que un procesador más rápido es siempre mejor, pero esto no es necesariamente cierto. 
Resulta que las demandas que la mayoría de la gente realiza a través del uso de las aplicaciones, por lo general, no superan una velocidad de procesador de más de 2 gigahertz. 
Esto significa que, incluso si un usuario incrementara la velocidad del procesador de su computadora, probablemente no notaría demasiada diferencia en su rendimiento, ya que básicamente no le estaría requiriendo a la computadora que procese más información de la que estaba procesando antes del incremento de la velocidad, suponiendo que las mismas aplicaciones/tareas se estuvieran ejecutando, dice Diego Corzo.